¿Los seres humanos realmente tienen un libre albedrío?



 

Pregunta: "¿Los seres humanos realmente tienen un libre albedrío?"

Respuesta:
Si por “libre albedrío” se entiende que Dios da a los humanos la oportunidad para tomar decisiones que verdaderamente afecten su destino, entonces sí, los seres humanos tienen libre albedrío. El estado de pecado del mundo está directamente asociado con las decisiones tomadas por Adán y Eva. Todos los relatos sobre la caída de la raza humana indican que fue el resultado de una decisión equivocada. A partir de entonces, los individuos han tenido la oportunidad de elegir el seguir a Dios, o experimentar las consecuencias por no haber hecho esa elección.

Aún a la luz de la elección de Dios de Abraham y sus descendientes, Dios responsabilizó a los individuos por su elección. En el Antiguo Testamento, los individuos ajenos al pueblo elegido (Israel), fueron capaces de elegir creer y seguir a Dios, (ejemplos: los gentiles que salieron con los israelitas en el éxodo, Rut y Rahab). Por tanto, Aquel que elige, también permite que los individuos elijan. El libro de Romanos es famoso por explicar la salvación y la soberanía de Dios. Utiliza palabras como “elegir”, “predestinado,” “elegido,” etc. Sin embargo también sostiene que la gente es responsable por no elegir.

En el texto donde el libro de Romanos discute la pecaminosa depravación de los humanos, Dios establece claramente que aquellos excluidos de la salvación, no tienen excusa, están “sin defensa.” Esto es específicamente en virtud del rechazo a la revelación general, que muestra la existencia de Dios a través de Su creación (Romanos 1:20-21).

En otro pasaje vemos que: (1) Se espera que los individuos elijan (Romanos 3:16; 10:11; etc.). (2) Los individuos pueden elegir ser insensatos o prudentes (Mateo 7:26). (3) Las Escrituras fueron dadas para proveer instrucción para salvación – obviamente para ser elegidos o rechazados (2 Timoteo 3:15; Juan 20:30-32). (4) Jesús estableció que el elegir obedecer, es una señal de nuestro amor por Él (Juan 14:21).

Es la voluntad de Dios que ninguno perezca (2 Pedro 3:9). Por lo tanto, debe ser la elección de alguien más la que separa a los individuos de Dios. Dios dice que cosecharemos lo que sembremos – podemos elegir una cosecha diferente (Gálatas 6:7-8).

La gran cantidad de mandatos dados por Dios, asumen que el que los escuche, puede tomar la decisión de obedecerlos o desobedecerlos. Sólo parece lógico que Dios nos haga responsables por ello, si en verdad tenemos un libre albedrío para elegir. Por lo tanto, un Dios justo no declararía expectativas sobre aquellos que no tienen libertad para elegir. Entonces, sería injusto que Dios castigara a aquellos que no tuvieron elección sobre sus acciones. Dios, en Su absoluta soberanía, creó la raza humana con la habilidad para hacer libres y genuinas elecciones.


Retornar a la página inicial de Español

¿Los seres humanos realmente tienen un libre albedrío?