www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Por qué es tan importante el creacionismo bíblico?"

Respuesta:
El preguntar por qué es importante el creacionismo bíblico es como preguntar por qué es importante la fundación de un edificio. El creacionismo bíblico es el fundamento de la fe cristiana. El cristianismo se estableció en el libro de Génesis, el capítulo uno, con "En el principio creó Dios. . ." Este comunicado se afirma el creacionismo y se opone a cualquier punto de vista que abarca el evolucionismo (la creencia de que el universo comenzó con un "big bang" y ha estado en constante evolución desde entonces). Nuestras opiniones sobre la creación reflejan si creemos la Palabra de Dios o cuestionamos su veracidad. Como cristianos, debemos diferenciar entre el creacionismo y el evolucionismo; es decir, ¿cómo se diferencian? ¿Cuál es verdadero? ¿Es posible creer en ambos? Estas preguntas pueden ser contestadas por definir lo que es el creacionismo bíblico y cómo esto afecta nuestro sistema de creencias fundamentales.

La importancia del creacionismo bíblico es que responde a las preguntas fundamentales de la existencia humana. 1. ¿Cómo llegamos a estar aquí? ¿De dónde venimos? 2. ¿Por qué estamos aquí? ¿Tenemos un propósito?, y ¿qué es la causa de todos nuestros problemas? ¿Son importantes los temas del pecado y la salvación? 3. ¿Qué nos pasa cuando morimos? ¿Hay vida después de la muerte? Génesis es la base para el resto de la Palabra de Dios, porque responde a estas preguntas. Génesis ha sido comparado a la raíz de un árbol ya que es el ancla de las Escrituras y provee su vitalidad espiritual. Si se corta la raíz de un árbol, el árbol muere. Si desacreditas el libro de Génesis, eliminas el valor autoritario de toda la Escritura.

Génesis 1:1, "En el principio, Dios creó los cielos y la tierra," nos da tres grandes verdades que son los cimientos de la fe cristiana y del creacionismo bíblico. Primero, Dios es uno. Esto contrasta con el politeísmo de los paganos y el dualismo de la filosofía humanista moderna. En segundo lugar, Dios es personal y existe fuera de la creación. Esto está en contraste con el panteísmo, donde Dios es visto como inminente, pero no es trascendente. Por último, Dios es omnipotente y eterno. Esto está en contraste con los ídolos que la gente adora. Dios era antes, es ahora y siempre será — Él creó todo lo que hay de la nada por Su palabra hablada. Esto responde a nuestra pregunta sobre el principio de la creación, pero ¿qué de nuestra segunda pregunta? ¿Por qué estamos aquí?

El creacionismo bíblico responde a la cuestión de la condición de la raza humana. Se trata de la caída del hombre, pero también nos deja con la esperanza de la redención. Es importante que entendamos que somos unificados en un solo hombre, Adán - una persona literal y real. Si Adán no es una persona literal, no tenemos una explicación plausible de cómo entró el pecado en el mundo. Si la humanidad, en Adán, no cayó de la gracia, entonces la humanidad no puede ser salvada por gracia por medio de Jesucristo. 1 Corintios 15:22 dice, "Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados." Este paralelo - Adán es la cabeza de la raza caída, y Cristo es la cabeza de una raza redimida - es importante para nuestra comprensión de la salvación. "Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos." Romanos 5:18-19.

Debemos considerar al creacionismo bíblico como la base para nuestro sistema de valores. El relato de la creación debe basarse en hechos y no sólo una historia, pues si es ficción, entonces los valores que refleja son razonamientos humanos, sujetos a cambio cuando el hombre "evoluciona" y por lo tanto no válidos. La base del conflicto entre la ciencia y la religión (especialmente el cristianismo) es la hipótesis que la ciencia es un hecho y la religión es filosofía. Si esto fuera cierto, entonces nuestros valores cristianos serían sólo eso: valores para los cristianos, sin relevancia alguna en el mundo secular.

La última pregunta básica para la humanidad es ¿qué nos sucede cuando morimos? Si el hombre es simplemente parte del universo evolucionado y vuelve al polvo de la tierra cuando muere, debemos sostener que no tenemos alma o espíritu y esta vida es todo lo que hay. Esta creencia nos deja con un solo propósito en la vida: seguir el plan de la evolución — la supervivencia del más fuerte. El Cristianismo, por otro lado, nos ofrece una moral buena que ha sido creada por un Ser trascendente, sobrenatural. La moralidad de Dios establece un estándar invariable que no sólo promueve una mejor vida para nosotros personalmente, pero también nos enseña a amar a los demás y finalmente traer gloria a nuestro Creador. Este estándar es ejemplificado por Cristo. Es a través de Su vida, muerte y resurrección que encontramos propósito para esta vida y la esperanza de una vida futura con Dios en el cielo.

El creacionismo bíblico es importante porque es el único sistema que responde a las preguntas básicas de la vida y nos da una significancia más grande que nosotros. Debe quedar claro a todos los cristianos que el creacionismo y la evolución son mutuamente excluyentes y en oposición uno a otro.

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.