www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Cómo lidiar con una suegra?"

Respuesta:
Una suegra intrusa que es exigente, dominante y se entromete en la vida de su hijo/hija y yerno /yerna es lo que la Biblia llama "entrometida" (1 Timoteo 5:13). El significado de la palabra griega traducida "entrometida" en 1 Timoteo significa 'un auto designado supervisor en asuntos de otros hombres'. Supervisando es lo que realizan algunas suegras, o al menos son acusadas de esto. Este tipo de comportamiento es molesto, frustrante y contrario al plan de Dios para la familia.

Obviamente, la dinámica en una situación semejante es frustrante. Una suegra puede hacer estas cosas porque nadie en la familia le ha puesto límites. Por lo tanto, se convierte en una "abusona" autoritaria. Tal vez ella ni se da cuenta de qué tan intrusiva y dominante es. Para ella, está simplemente 'amando.' Si ese es el caso, tal vez una charla sincera aclarará todo. Si ella entiende lo que está haciendo y lo hace a propósito, incluso después de pedirle que cese, entonces no hay nada que usted pueda hacer para cambiar eso.

Independientemente de qué lado de la familia proviene la interferencia, es un asalto sobre la santidad del matrimonio y viola el 'dejar y unirse' de la orden de Dios para el matrimonio (Génesis 2:23-24). Un hombre y una mujer dejan a sus familias de nacimiento y comienzan una nueva familia, y deben amar y proteger el uno al otro. Un marido que le permite a su madre o su suegra interferir en su matrimonio no está cumpliendo el mandamiento dado a los esposos en Efesios 5:25-33. Límites necesitan ser establecidos y luego llevados a cabo sin tener en cuenta la resistencia encontrada. La realidad es que nos tratan de acuerdo a cómo les permitimos que nos traten. Si permitimos que pisoteen la santidad de la familia, entonces eso es lo que harán. Nadie, ni siquiera nuestra familia extendida, tiene el derecho de invadir la privacidad de nuestra casa, y es la responsabilidad del marido proteger esa privacidad. Debe tomar el liderazgo suavemente — pero con firmeza — explicando a su suegra que lo que ella está haciendo es equivocado y asegurándole que tal comportamiento no puede ser tolerado. Él debe recordarle a su suegra que Dios le ha dado a él la responsabilidad de su familia y renunciar alguna parte de esa responsabilidad a ella es desobedecer a Dios. También él debe asegurarle a la suegra que él y su esposa todavía le aman, pero que la relación ha cambiado y ahora él está a cargo. Eso es el diseño de Dios para la familia, y así será. Luego, la pareja debe mantenerse firme en su determinación.

¿Qué podemos hacer para controlar nuestra reacción a una suegra que se mete? Podemos tomar una decisión de no permitir que ella quite nuestra tranquilidad. Podemos no ser capaces de cambiar el modo en que los otros se comportan, pero cómo respondemos a su comportamiento es nuestra decisión. Podemos permitir que las acciones de otras personas nos molesten, o podemos decidir dedicar la situación a Dios y permitir que Él use esto para reforzarnos espiritualmente. Es nuestra propia respuesta a este tipo de situación que alimenta nuestra frustración. Sólo nosotros podemos dejar de desgastarnos emocionalmente permitiendo las acciones de una suegra entrometida ser el árbitro de nuestra propia paz. El comportamiento de la suegra no es nuestra responsabilidad; nuestra respuesta es.

Los padres y los suegros deben ser tratados con respeto y amor, pero no debemos permitir que nuestras emociones nos enreden. La mejor manera para desasirse de un enemigo es hacerlo un aliado. Esto se realiza mediante la gracia de Dios. Los cristianos pueden dar siempre la gracia del perdón (Efesios 4:32). Es posible que no pare la suegra de interferir, pero será una fuente de fortaleza y paz en qué descansar (Efesios 6:11). El único lugar para encontrar la verdadera paz del corazón se encuentra en una relación personal con Dios a través de Cristo. Sólo así podemos responder, descansando en Su paz.

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.