Preguntas de la Biblia contestadas
 

¿Qué dice la Biblia acerca de la opresión demoníaca?



Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca de la opresión demoníaca?"

Respuesta:
Hay fuerte evidencia bíblica que un cristiano no puede ser poseído por un demonio. Surge entonces la pregunta sobre qué influencia/poder un demonio puede tener sobre un cristiano. Muchos maestros de la Biblia describen la influencia demoníaca en un cristiano como "opresión demoníaca" para distinguirla de la posesión.

La Biblia dice que el diablo quiere devorar a los creyentes (1 Pedro 5:8), y Satanás y sus demonios "intrigan" contra los cristianos (Efesios 6:11). Tal como Satanás intentó hacer con Jesús (Lucas 4:2), las fuerzas demoníacas nos tientan a pecar y se oponen a nuestros esfuerzos por obedecer a Dios. Si el cristiano permite que los demonios tengan éxito en estos ataques, el resultado es opresión. La opresión demoníaca es cuando un demonio está temporalmente victorioso sobre el cristiano - tentando exitosamente a un cristiano al pecado y dificultando su capacidad para servir a Dios con un testimonio fuerte. Si un cristiano sigue permitiendo la opresión demoníaca en su vida, esa opresión puede aumentar hasta tal punto que el demonio tenga una influencia muy fuerte sobre los pensamientos, comportamiento y espiritualidad del cristiano. Los cristianos que persisten en el pecado se abren a aun mayor opresión. La confesión y el arrepentimiento del pecado son necesarios para restaurar la comunión con Dios, el cual luego puede romper el poder de la influencia demoníaca. El apóstol Juan nos da gran aliento en esta área: "Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. "(1 Juan 5:18).

Para el cristiano, el poder para la victoria sobre y la libertad de la opresión demoníaca está siempre disponible. Juan declara, "mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4). El poder del residente Espíritu Santo está siempre disponible para superar la opresión demoníaca. (Romanos 8:9) Ningún demonio, ni Satanás mismo, puede prevenir a un cristiano de rendirse al Espíritu Santo, y de ese modo, superarse de toda opresión demoníaca. Pedro incentiva a los creyentes a resistir al diablo, "firmes en la fe" (1 Pedro 5:9). Ser firme o constante en la fe significa confiar en el poder del Espíritu Santo para resistir con éxito la influencia demoníaca. La fe se fortalece a través de las disciplinas espirituales de la alimentación en la Palabra de Dios, la oración persistente, y la comunión espiritual. El fortalecer nuestra fe por estos medios nos permite apropiarnos del escudo de la fe con la que podemos "apagar todos los dardos de fuego del maligno" (Efesios 6:16).


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia acerca de la opresión demoníaca?