Yo soy testigo de Jehová, ¿por qué debería considerar convertirme en cristiano?



 

Pregunta: "Yo soy testigo de Jehová, ¿por qué debería considerar convertirme en cristiano?"

Respuesta:
Tal vez el punto común más importante entre los cristianos evangélicos y los testigos de Jehová es nuestra creencia y confianza en la Biblia como la máxima autoridad inspirada por Dios, sobre cuestiones relacionadas con Dios y sus expectativas para nosotros. Mientras que podemos entender las cosas diferentemente, los testigos de Jehová deben ser altamente elogiados por su dependencia y diligencia en el estudio de las Sagradas Escrituras para conocer a Dios y su voluntad. Como los de Berea, seríamos sabios al examinar todas las cosas en la vida a la luz de las Escrituras. Con ese fin, examinaremos versículos de La traducción del nuevo mundo de las santas Escrituras (la versión de la Biblia publicada por la Sociedad Watchtower - La atalaya) para aclarar algunos malentendidos comunes.

El nombre de Dios

Los cristianos reciben su nombre por ser seguidores y adoradores de Jesucristo, primero llamados "cristianos" en Antioquía durante el ministerio de Pablo (Hechos 11:26). Pablo en varias ocasiones dejó en claro que para ser un cristiano uno debía ser testigo a los hombres con respecto a la persona de “Cristo”, ser testigo de las palabras y obras de “Cristo”. Los testigos de Jehová, por otro lado, creen que debemos enfocar nuestra adoración exclusivamente en Dios el Padre (llamado en el Antiguo Testamento de la Biblia "Jehová"). El nombre "Jehová" en español, sin embargo, era un nombre híbrido creado por cristianos del siglo sexto d.C. mediante la adición de los vocales de la palabra adonai (a [e] -o-a) para el tetragrama "YHWH", que era la representación original que ahora conocemos como "Yavé" en hebreo y "kyrios" en griego. Los cristianos evangélicos entienden a Jesucristo de ser Dios en toda su plenitud, igual de deidad, pero diferente en función de Dios el Padre. Los cristianos reconocen que uno de los nombres de Dios el Padre es Jehová; sin embargo, hay muchos otros nombres y títulos que la Biblia usa en referencia a Dios el Padre.

Los testigos de Jehová entienden a Jesucristo de ser el Arcángel Miguel, y niegan categóricamente su deidad. Como veremos, si entendemos a Jesucristo para ser algo además de Dios, muchos versículos presentan contradicciones obvias. Sin embargo, sabemos que la palabra de Dios es infalible y no se contradice. Por lo tanto, debemos entender la verdad de la palabra de Dios de una manera que sea coherente y fiel a su revelación. Te darás cuenta de que estos mismos versículos carecen de cualquier contradicción si entendemos que Jesucristo es el Hijo de Dios — la plenitud de Dios en forma corporal - quien entregó sus derechos para ser el siervo sufriente y el sacrificio por nuestros pecados. (Todos los versículos fueron cotizados directamente de la traducción de los testigos de Jehová - La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.)

La Gloria de Dios

(Versículos con respecto a Dios el Padre)

Isaías 42:8 "Yo soy Jehová. Ese es mi nombre; y a ningún otro daré yo mi propia gloria, ni mi alabanza a imágenes esculpidas."

Isaías 48:11 "...Y a ningún otro daré mi propia gloria."

(Versículos acerca de Jesucristo)

Juan 8:54 "... Es mi Padre quien me glorifica, el que ustedes dicen que es su Dios."

Juan 16:14 "Aquel me glorificará..."

Juan 17:1 "Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu hijo..."

Juan 17:5 "Así que ahora, Padre, glorifícame al lado de ti mismo con la gloria que tenía al lado de ti antes que el mundo fuera."

Filipenses 2:10 "para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los [que están] en el cielo y de los [que están] sobre la tierra y de los [que están] debajo del suelo."

Hebreos 5:5 "Del mismo modo también, el Cristo no se glorificó a sí mismo mediante llegar a ser sumo sacerdote, sino [que fue glorificado por aquel] que habló respecto a él: “Tú eres mi hijo; yo, hoy, yo he llegado a ser tu padre."

El Salvador

(Acerca del Padre)

Isaías 43.3 "Porque yo soy Jehová tu Dios, el Santo de Israel tu Salvador."

Isaías 43:11 "Yo... yo soy Jehová, y fuera de mí no hay salvador.”

Isaías 45:21 "¿No soy yo, Jehová, fuera de quien no hay otro Dios; un Dios justo y un Salvador, pues no hay ninguno a excepción de mí?"

(Acerca de Jesucristo)

Lucas 2:11 "porque les ha nacido hoy un Salvador, que es Cristo [el] Señor."

Hechos 13:23 "De la prole de este [hombre], según su promesa, Dios ha traído a Israel un salvador, Jesús."

Tito 1:4 "...Que haya bondad inmerecida y paz de parte de Dios [el] Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador."

¿En cuyo nombre se supone que debemos tener fe?

(Dicho de Jesucristo o por Jesucristo)

Juan 14:12 "Muy verdaderamente les digo: El que ejerce fe en mí, ese también hará las obras que yo hago..."

Hechos 4:12 "Además, no hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre debajo del cielo que se haya dado entre los hombres mediante el cual tengamos que ser salvos.”

Hechos 26:18 "...y una herencia entre los santificados por [su] fe en mí."

Apocalipsis 2:13 "Sé dónde moras, es decir, donde está el trono de Satanás; y sin embargo sigues teniendo firmemente asido mi nombre, y no negaste tu fe en mí..."

Juan 20:28-29 "En contestación, Tomás le dijo: '¡Mi Señor y mi Dios!' Jesús le dijo: '¿Porque me has visto has creído?'"

Juan 20:31 "Pero estas han sido escritas para que ustedes crean que Jesús es el Cristo el Hijo de Dios, y que, a causa de creer, tengan vida por medio de su nombre."

Hechos 2:38 "Pedro les [dijo]: “Arrepiéntanse, y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo..."

1 Juan 3:23 "En verdad, este es su mandamiento: que tengamos fe en el nombre de su Hijo Jesucristo..."

¿Creado o Creador?

Los testigos de Jehová enseñan que Jehová creó a Jesucristo como un ángel, y que Jesucristo entonces creó todas las cosas. ¿Qué dicen las Escrituras?

(Acerca del Padre)

Isaías 66:2 "Ahora bien, todas estas cosas mi propia mano las ha hecho, de manera que todas estas llegaron a ser."

Isaías 44:24 "Yo, Jehová, estoy haciendo todo, extendiendo los cielos, yo solo..."

(Acerca de Jesucristo)

Juan 1:3 "Todas las cosas vinieron a existir por medio de él, y sin él ni siquiera una cosa vino a existir." Si todas las cosas vinieron a la existencia a través de Jesucristo, él no podría haber sido creado porque él está incluido en el "todo".

Estado, Nombres y Títulos de Jesucristo y Jehová

Isaías 9:6 "Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Apocalipsis 1:8 "Yo soy el Alfa y la Omega —dice Jehová Dios—, Aquel que es y que era y que viene, el Todopoderoso.”

Apocalipsis 1:17-18 "... Yo soy el Primero y el Último, y el viviente; y llegué a estar muerto, pero, ¡mira!, vivo para siempre jamás, y tengo las llaves de la muerte y del Hades."

Apocalipsis 2:8 "...Estas son las cosas que él dice, ‘el Primero y el Último’, que llegó a estar muerto y llegó a vivir [de nuevo]:"

Apocalipsis 22:12-16 "‘¡Mira! Vengo pronto, y el galardón que doy está conmigo, para dar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin... Yo, Jesús, envié a mi ángel para darles a ustedes testimonio de estas cosas para las congregaciones. Yo soy la raíz y la prole de David, y la brillante estrella de la mañana."

Apocalipsis 21:6-7 "Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. A cualquiera que tenga sed le daré de la fuente del agua de la vida gratis. Cualquiera que venza heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo." Si Jehová es el Alfa y la Omega (la primera y la última de las letras griegas), entonces el "el principio y el fin" deben referirse a Jehová, así afirman los testigos. ¿Pero cuando quedó muerto Jehová? El único "principio y fin" quién murió y vivió otra vez es Jesucristo.

Hebreos 1:13 "Pero ¿con respecto a cuál de los ángeles ha dicho él alguna vez: “Siéntate a mi diestra, hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies?”

La Verdad y la Unidad

La expiación sustitutiva de Jesucristo fue aceptada por una sola razón: Dios acepta solamente su propia justicia. La justicia de un hombre o un ángel no es suficiente. No puede cumplir el santo y perfecto estándar de la ley justa de Dios. Jesucristo fue el único sacrificio adecuado porque él era la justicia de Dios, y como la ley de Dios requirió sangre derramada, Jesucristo se hizo carne para que pudiese ser un rescate para todos aquellos que creen en su nombre.

Ten en cuenta que si entendemos que Jesucristo es Dios encarnado, entonces todos los versículos anteriores se pueden entender como verídica y mutuamente coherentes en sus reclamos. También pueden ser entendidos claramente con razón simple, tomados a valor nominal. Sin embargo, si intentamos sugerir que Jesucristo es algo menos que Dios — el Arcángel Miguel — entonces estos versículos son mutuamente excluyentes y no pueden ser verdad, si se toma en su contexto natural. Por lo tanto, la verdad de la palabra de Dios exige que debamos venir a otro entendimiento en el que toda la Escritura es unificada, interconectada, interdependiente, inerrante y verdadera. Esa verdad unificadora puede encontrarse solamente en la persona y la deidad de Jesucristo. Veamos la verdad revelada en las Escrituras tal como es, no como cada uno de nosotros quisiera que sea, y que Dios reciba toda la gloria.

Si tienes alguna pregunta acerca de Jesucristo como Dios encarnado, por favor pregúntanos. Si estás listo a poner tu confianza en este Dios encarnado, puedes hablar las siguientes palabras a Dios: 'Dios Padre, sé que soy un pecador y soy digno de tu ira. Reconozco y creo que Jesucristo es el único Salvador, y que sólo por ser Dios, Jesucristo podría ser el Salvador. Pongo mi confianza solo en Jesucristo para salvarme. Dios Padre, por favor, perdóname, límpiame y cámbiame. ¡Gracias por tu maravillosa gracia y misericordia!"

¿Ha hecho usted una decisión por Cristo por lo que ha leído aquí? Si es así, por favor oprima la tecla “¡He aceptado a Cristo hoy!”


Retornar a la página inicial de Español

Yo soy testigo de Jehová, ¿por qué debería considerar convertirme en cristiano?